English Español中文 Deutsch Français Italiano日本語 한국어 русский Português Nederlands

Hemos detectado que muchos anfitriones de experiencias han conseguido ampliar su actividad con ayuda de los coanfitriones. Aunque decidir asociarte con un coanfitrión depende de ti, en este artículo relataremos historias útiles de otros anfitriones que sí lo han hecho.

Formatos de coanfitriones

Los anfitriones de experiencias recurren a los coanfitriones de diferentes formas. Estos son algunos de los métodos que hemos observado.  

Como proveedores de asistencia: en algunos casos, los anfitriones seleccionan personas para que les ayuden con las tareas de asistencia en internet o presenciales, tales como gestionar los mensajes de los viajeros, hacer los preparativos y limpiar o comprar suministros. Los anfitriones indican que contar con alguien que se ocupe de estas tareas les ayuda a centrarse más en la calidad de sus experiencias.

Como suplentes: otros anfitriones recurren a coanfitriones para que organicen la experiencia completa en su ausencia. Puede ser con carácter permanente, para afrontar un pico estacional o para abarcar otras temáticas. Algunos anfitriones aprovechan para aumentar la disponibilidad en las horas del día de mayor demanda.

Como especialistas en idiomas: algunos anfitriones también cuentan con coanfitriones para ofrecer su experiencia en otra lengua.  

Encontrar al coanfitrión ideal

Los anfitriones seleccionan personas para que les ayuden de muchas maneras diferentes, como por ejemplo:

  • A través de sus propias redes. 
  • Entre amigos o familiares. 
  • Mediante publicaciones en LinkedIn, Facebook u otro tablón de anuncios laborales. 
  • En las cumbres de Airbnb, los encuentros de anfitriones y los grupos de las comunidades de anfitriones de experiencias en Facebook. 

Recuerda que tú, como anfitrión principal, seguirás siendo responsable de la calidad de la experiencia y que cualquier evaluación negativa del coanfitrión aparecerá en la página de tu experiencia. Del mismo modo, cualquier acción del coanfitrión que incumpla nuestros Términos de Servicio o los Términos para Anfitriones de Experiencias puede provocar que se elimine tu experiencia e incluso tu cuenta de Airbnb. 

Presentar tu experiencia a los coanfitriones 

Muchos anfitriones han indicado los métodos que utilizan para formar a los coanfitriones en relación con su experiencia. Hemos recabado sus comentarios y detectado que, en muchos casos, la formación sigue unas pautas bastante amplias: 

Presentación del material: los anfitriones dedican tiempo a explicar su experiencia en detalle y a aclarar los criterios por los que se rigen. Proporcionan un guion con la información que deberá proporcionar el coanfitrión y ofrecen asesoramiento sobre la gestión de grupos.

Formación del anfitrión: los anfitriones solicitan al nuevo coanfitrión que les observen mientras organizan la experiencia, recomendándoles que presten gran atención a la logística, la gestión de grupos y el manejo de viajeros difíciles. 

Formación del coanfitrión: una vez que el coanfitrión empiece a organizar la experiencia, el anfitrión observará su ejecución varias veces, tras lo cual le proporcionará comentarios en abundancia.  

El consenso general entre los anfitriones es asegurarse de que un coanfitrión esté totalmente preparado antes de permitirle organizar una experiencia por su cuenta. Obviamente, estas no son las únicas opciones para formar a los coanfitriones, así que piensa en cuál te vendría mejor a ti.

Remuneración

Los anfitriones disponen de muchas formas para remunerar a quienes les ayudan a desarrollar sus experiencias. Si piensas en pagar a alguien para que preste servicios en una experiencia, deberás atenerte a la normativa de tu región. Los distintos países y ciudades tienen diferentes requisitos de licencias y normas. Como anfitrión, es tu responsabilidad comprobar que cumples la legislación y la normativa local. 

Algunos anfitriones utilizan un sistema de reparto de ingresos, lo que significa que ceden un porcentaje del valor de las reservas a sus coanfitriones. Otros pagan a los coanfitriones un importe fijo por cada experiencia o utilizan una combinación de ambos modelos. 

Analiza estas opciones y valora las obligaciones y los demás requisitos legales vigentes en tu región. Pueden requerirse contribuciones obligatorias, reglas de salud y seguridad laborales y permisos de trabajo si tu coanfitrión es de otro país. Es posible que algunos anfitriones deban obtener ciertos registros o permisos. Este tema puede ser complicado, por lo que tal vez sea buena idea ponerte en contacto con un abogado o con tu representante local para informarte sobre las normas aplicables en tu caso. También puedes contactar con la cámara de comercio local o la asociación de pymes para que te asesoren.

Reconocer a los coanfitriones

Algunos anfitriones han ideado otras formas de incentivar y recompensar a los coanfitriones por su gran labor. Algunos de ellos nos han comunicado que organizan eventos con bebidas o almuerzos mensuales para sus coanfitriones o les dan bonificaciones por cada evaluación de cinco estrellas que reciben. Así los animan a organizar experiencias de alta calidad. Los anfitriones también ofrecen comentarios cuando los coanfitriones reciben una evaluación negativa. En algunos casos, los anfitriones han dejado de trabajar con ciertos coanfitriones debido a las evaluaciones negativas.

Ponte en contacto con otros anfitriones de tu comunidad si quieres obtener más información sobre la forma en que incorporan coanfitriones a su actividad. Descubre dónde encontraron a sus coanfitriones y cómo los forman. Inspírate y experimenta.