Un coche, tú y una carretera hacia la aventura. Sin billetes que comprar, ni equipaje que facturar, ni aviones que coger. Por eso, y por el toque de nostalgia, un viaje en carretera te ofrece mayor libertad.

Airbnb y Tesla han colaborado para instalar estaciones de carga en varios hogares de Airbnb a lo largo de la Costa Oeste de Estados Unidos. Este es tan solo el primer paso de un proyecto global, en el que Airbnb y Tesla quieren crear un mundo donde no existan barreras a la hora de viajar en vehículos eléctricos.

Por eso decidimos lanzarnos a explorar nuevos caminos, y poner a prueba la libertad que brinda recorrerlos. Hemos planeado el viaje perfecto por la Costa Oeste para dos de nuestros magníficos Superhosts: Lia y Garry, de Pasadena, California.

Tesla_Roadtrip_California_Elliott_20150519_1181

Era la primera vez que la pareja conducía un Tesla; y les encantó recorrer un itinerario sembrado de lugares emblemáticos de la Costa Oeste, a bordo de un vehículo con un diseño moderno que desafía fronteras y no emite CO. Casi mejor aún fue tener la oportunidad de conocer a otros anfitriones por el camino.

El viaje comenzó en San Francisco, donde se embarcaron en un Modelo S de Tesla. Más tarde, atravesaron la región vinícola de Healdsburg y continuaron por el Parque nacional Redwood en el Big Sur. Desde allí, bajaron a las plantaciones de alcachofas de Gilroy y siguieron descendiendo hasta las icónicas colinas de Hollywood en Los Ángeles. Durante los tres días que Lia y Garry pasaron en la carretera, hicieron pequeñas paradas para admirar las extraordinarias vistas de San Francisco, visitaron mercados de productos locales, y disfrutaron de merecidos descansos en las hamburgueserías y cafeterías que se fueron encontrando por el camino. Cada noche, se alojaron en fantásticos hogares de Airbnb. Casi todos estaban equipados con estaciones de carga de Tesla para recargar el coche mientras dormían.

Tesla-Roadtrip-California_Elliott150520_1899

«Los dos hemos vivido en California desde que teníamos cuatro años», nos explica Lia. «Aun así, empaparnos de la belleza de algunos lugares de esta región ha sido una experiencia maravillosa. Además, los anfitriones que hemos conocido son gente extraordinaria».

Sus anfitriones de Healdsburg, Donna y Eddie, les invitaron a hacerse una pizza usando el horno de leña que tenían en el jardín. Lia y a Garry pudieron jugar a ser pizzeros durante una noche. También degustaron el vino que Donna y Eddie producen allí mismo, en su propiedad. Por la mañana, los huéspedes desayunaron acompañados de sus anfitriones mientras admiraban las vistas de los viñedos, al más puro estilo Healdsburg.

Tesla-Roadtrip-California_Elliott150520_0517

Al día siguiente, se quedaron en el alojamiento de Sofanya, una casa de campo llamada «Jewel in the Forest» (la joya del bosque), situada entre Carmel y el Big Sur. Allí la anfitriona les enseñó su colección personal de arte. También disfrutaron juntos de una deliciosa cena casera en la que compartieron anécdotas y estrecharon lazos bajo el techo de una casa con una arquitectura única que rebosaba creatividad.

Tesla-Roadtrip-California_Elliott150520_2634Tesla_Roadtrip_California_Elliott_20150521_1295El broche final de su viaje fue una noche en un alojamiento situado en las colinas de Hollywood. Christian, el anfitrión, les invitó a tomar una copa en su casa y contemplar una vista panorámica de Los Ángeles que quitaba el aliento, un aspecto de la ciudad que la pareja no conocía.Tesla_Roadtrip_California_Elliott_20150521_1994«Ha sido un viaje fantástico», nos comenta Garry. «Hemos visto lugares preciosos y hemos conocido a anfitriones estupendos. Todos eran encantadores».

Echa un vistazo a lo más destacado del viaje que hicieron Garry y Lia por la costa. Si quieres obtener información acerca de la colaboración entre Tesla y Airbnb y saber más sobre futuros viajes en coche, consulta esta página.Tesla_Roadtrip_California_Elliott_20150521_2303