English  Español  中文 —  Deutsch  Français  Italiano — 日本語  한국어  русский   Nederlands

Una buena comunicación con los usuarios es esencial para establecer unas expectativas claras y crear un vínculo de confianza con ellos.

Toma la iniciativa

Probablemente, querrás que las personas que se han apuntado la experiencia no se preocupen por nada, lleguen con ganas de disfrutar y estén dispuestas a participar en la actividad. Escribirles a través de la aplicación de Airbnb puede ayudarte a conseguirlo. Puedes enviar mensajes a un solo participante o a un grupo entero. Hay tres momentos particulares en los que es recomendable que te pongas en contacto con ellos:

  •   Inmediatamente después de que reserven. A nuestros usuarios les encanta recibir un trato personal. Si les respondes, sabrán que has visto su reserva.
  •   Unos 5 días antes de la experiencia. Puede ayudar a despertar aún más interés por participar en la actividad y es una buena ocasión para recordarles qué deben llevar consigo antes de viajar en caso de que sea necesario.
  •   El día antes. Puedes escribirles para recordarles la hora y el lugar de encuentro para que sean puntuales. También puedes explicarles cómo llegar.

Ayúdales a orientarse

Te recomendamos que te pongas en la piel de los viajeros que se hayan apuntado a la experiencia. Puede que sea la primera vez que visitan tu ciudad y que no hablen tu idioma. Piensa en qué querrías saber para llegar al lugar donde vayáis a encontraros por primera vez si estuvieras en su lugar.

Lo más sencillo es escoger un punto de encuentro muy concreto y decirles cómo pueden identificarte. Por ejemplo, si vais a encontraros en una parada de metro, puedes explicarles qué salida deben coger. También puedes indicarles algún otro punto de referencia más específico.

También es recomendable que les envíes la dirección en el idioma local, además de en inglés, para que puedan buscarla en Google Maps o dársela a un taxista. Ten en cuenta que, a veces, algunas personas llegan antes de la hora acordada.

Habla con ellos

Cuando surgen problemas durante una experiencia, no todas las personas se lo toman de la misma manera. Si esto sucede, lo mejor es que les preguntes directamente y les pidas su opinión o que te planteen sus dudas mientras aún estéis juntos. Hablar abiertamente puede ayudarte a evitar una evaluación negativa o ambivalente cuando ya es demasiado tarde para arreglarlo.

Tras la experiencia

Enviar un breve mensaje a los participantes después de la experiencia puede contribuir a que se queden con una impresión muy positiva sobre ti y el tiempo que habéis compartido.

La forma en que termina una experiencia puede influir mucho en el recuerdo que se llevarán de todo el evento. Comunicarte con ellos una vez que haya finalizado también puede servir para recordarles que pueden dejarte una evaluación.