English  Español  中文 —  Deutsch  Français  Italiano — 日本語  한국어  русский  Português Nederlands

Cuando diseñes tu experiencia, piensa en diferentes maneras lograr que destaque aquello que te apasiona y de crear actividades que puedan interesar a otras personas. Te recomendamos que, al hacerlo, tengas presentes estos cuatro aspectos fundamentales:

Haz lo que te gusta. Empieza pensando en algo que te encante y deja que esa idea te vaya guiando hasta dar con la mejor manera de compartir aquello que te apasiona y tus conocimientos sobre ello con los usuarios de la plataforma. Procura que la experiencia sea lo más personal posible. Cuando encuentres algo que te entusiasme, intenta transmitírselo de forma efectiva a las personas a quienes podría interesarles. Puedes describir los aspectos únicos que definen la actividad y tus talentos en la sección donde deberás presentarte.

Brinda un acceso a experiencias únicas. Piensa en si la experiencia permitirá a los participantes conocer personas, lugares y actividades de una forma a la que no habrían podido acceder por su cuenta. A los viajeros les encanta sentir que están viviendo algo que no puede encontrarse en ninguna guía de viajes.

Crea una experiencia atractiva. Uno de tus objetivos principales debe ser despertar el interés de los usuarios. Para ello, puedes ponerte en la piel de un viajero que visita una ciudad que no conoce, por ejemplo. ¿Qué tipo de actividades crees que te interesarían durante tu estancia? ¿Pagarías por participar en alguna de ellas?

Piensa en actividades participativas. Asegúrate de que haya momentos o elementos de la experiencia que permitan que las personas que se apunten puedan participar activamente en ella. Las experiencias que brindan este tipo de actividades participativas suelen tener más éxito que las que solo ofrecen la posibilidad de observar y aprender de una forma más pasiva.

Relaciónala con el lugar donde vives. Si es posible, incluye en la experiencia algún elemento relacionado con el lugar donde vives. Al visitar una ciudad, la mayor parte de los viajeros suelen tener en mente una serie de actividades concretas que no quieren perderse y de recuerdos que quieren llevarse consigo. Cuanto más fácil les resulte encontrar lo que buscan en tu experiencia, más atractiva les parecerá. Si los participantes viven en la zona, puedes proponerles actividades y lugares que quizá no conozcan.

Ofrece disponibilidad. Si no publicas fechas concretas para la experiencia, es probable que los usuarios de Airbnb no la encuentren en los resultados de búsqueda. Si organizas las actividades con muy poca frecuencia, te resultará más difícil atraer la atención de posibles participantes. para conseguir reservas de forma regular, considera la posibilidad de organizar la experiencia una o más veces por semana, si es posible.

Empieza con una lluvia de ideas. Si no se te ocurre nada, prueba a completar estas frases para intentar dar con algo que se te dé bien o que te encante y que puedas transformar en una experiencia:

→ Mis amigos dicen que se me da muy bien…

→ Mucha gente no lo sabe, pero me encanta…

→ Puedo mostrar un aspecto emblemático de la ciudad donde vivo de una forma única organizando…

Ponte en contacto con nosotros. Cuando encuentres la idea perfecta, crea una experiencia y envíanosla.