English中文Deutsch —  FrançaisItaliano日本語한국어 —  ру́сскийPortuguêsNederlands

 

Cuando los anfitriones se plantean hacer mejoras en sus espacios, deben tener en cuenta que también los compartirán con huéspedes. La inversión de tiempo y dinero podría aumentar el valor de la propiedad y ofrecer estancias más cómodas a los huéspedes, lo que a su vez podría mejorar la puntuación del alojamiento.

¿Quieres saber cómo tener en cuenta a los huéspedes cuando vayas a remodelar tu espacio? Hoy te traemos algunos consejos y experiencias de nuestros anfitriones sobre sus proyectos de mejora y los motivos por los que han decidido llevarlos a cabo.

Dale un toque único a tu espacio

Remodelar un espacio no siempre implica hacer obras. Puedes empezar pintando las paredes, cambiando las alfombras o renovando la decoración. Los huéspedes de Airbnb buscan espacios únicos y acogedores, así que no dudes en darle a tu alojamiento un toque personal. Por ejemplo, puedes adornar el espacio con objetos de tus viajes, dejar a mano algunos libros que te gusten o pintar una pared de tu color favorito.

Personalizar un espacio puede dar bastantes quebraderos de cabeza y despertar algunas inseguridades, así que lo mejor es no darle muchas vueltas: haz lo que realmente te guste y añade detalles que tengan que ver con tu vida cotidiana, como tu trabajo, tus aficiones, tus raíces o cualquier otro tema que te interese.

«Siempre se le puede dar una mano de pintura a los muebles o las paredes, aunque yo estoy pensando en colocar papel pintado. Me chifla el papel con mensajes, lo diseño en mi trabajo y tengo un montón de patrones preciosos en casa».

Huma, Reino Unido

Ponte en la piel de los huéspedes

Contemplar tu espacio desde la perspectiva del huésped puede ser de gran ayuda para saber qué hace falta mejorar. Duerme en la cama que vayan a usar, date una ducha y prueba las toallas. Si ofreces un alojamiento entero a los huéspedes, intenta cocinar algo para asegurarte de que todo funciona y tienes los utensilios necesarios. Al utilizar el espacio como lo haría un huésped, o si le pides a un amigo o familiar que lo haga por ti, podrás identificar posibles mejoras que quizás no se te hayan ocurrido como anfitrión.

La opinión de los huéspedes también es muy útil, porque quizás se hayan alojado en otros espacios y tengan una opinión objetiva que te permitirá saber si hay que reparar algo o si conviene hacer alguna inversión.

«Tal y como me han sugerido algunos de mis huéspedes, este año quiero invertir algo de tiempo y dinero en reformar los baños. Mi alojamiento es una propiedad neoclásica construida en los años 20, así que necesito una autorización del Ministerio de Cultura, pero merecerá la pena».

Panos y Mary, Grecia

Si vas a hacer alguna mejora en tu espacio, te recomendamos que antes te plantees estas cuestiones pensando en la experiencia de los huéspedes:

  • ¿Están bien situados los elementos de uso cotidiano? Por ejemplo, ¿los toalleros están cerca de la ducha? ¿Hay espacio en la ducha para la gente más alta? ¿Hay algún lugar junto a la puerta para dejar las llaves, el bolso o el abrigo?
  • ¿Están a mano los servicios básicos, como los enchufes, sin tener que meterse debajo de la mesa o mover el sofá? ¿Los interruptores de la luz son fáciles de encontrar?
  • ¿Las puertas y ventanas están en buen estado y son fáciles de usar? Los pequeños defectos, como tener que dar un golpe a la puerta para echar el pestillo o hacer palanca con algo para abrir la ventana, pueden resultar molestos para los huéspedes y hacer que se resienta su valoración final de la estancia.

Planifica las mejoras contando con tus ingresos como anfitrión

Algunos anfitriones planifican reformas en sus espacios contando con los ingresos que obtendrán alojando huéspedes. Quizá haga años que fantaseas con una terraza cubierta pero no tienes un motivo de peso para hacerla, o tienes que cambiar las tuberías, pero necesitas ahorrar un poco más. Alojar huéspedes con Airbnb podría proporcionarte ingresos adicionales con los que financiar las reformas.

«Me encantaría remodelar e insonorizar el garaje de mi casa para convertirlo en una sala de música donde tocar la guitarra y la batería. Sería un lugar ideal para desconectar sin preocuparme por el ruido, ya que ahora no me atrevo a tocar por miedo a molestar a los huéspedes».

Valerie, Estados Unidos

Además de evaluar los aspectos prácticos de la remodelación, como el tiempo que llevaría o el precio, es importante que las mejoras que hagas en tu espacio te gusten. Si son mejoras con las que sueñas desde hace tiempo, probablemente merezcan la pena. Y si haces alguna reforma o mejora en tu espacio, ¡no te olvides de hacerle unas fotos y publicarlas en tu anuncio!