English — Español — 中文 — Français — Italiano —日本語

Hemos colaborado con una asociación líder en el sector de los viajes de aventura, la Adventure Travel Trade Association (ATTA), para recopilar consejos que te ayuden a ofrecer una experiencia de expedición terrestre segura. Aunque debes tener en cuenta las buenas prácticas que te indicamos a continuación, eres tú quien domina este tipo de actividades. Un anfitrión excepcional siempre busca maneras de proteger a todas las personas que participan en su experiencia. 

Indica claramente qué esperas de los participantes

Si para disfrutar de manera segura de la actividad deben tener unas condiciones de salud o una forma física determinadas, o cumplir algún requisito de otro tipo, déjalo claro en la descripción de la experiencia. Entre otras cosas, deberás incluir información sobre la duración de la actividad, el esfuerzo, las condiciones físicas necesarias y los permisos de conducir obligatorios, así como indicar si los asistentes deben poseer algún conocimiento previo. 

Esta guía de la ATTA te ayudará a comunicar de forma apropiada el nivel de habilidad necesario para participar en tu expedición terrestre: 

Principiante: la actividad consistirá en una expedición breve y de corta distancia, con guía y a bordo de un vehículo, en destinos seguros y por buenas carreteras. Se conducirá durante largos periodos, principalmente por carreteras y pistas en buen estado, en destinos de poco riesgo.

Intermedio: la actividad consistirá en una expedición de mayor duración y distancia, con guía y a bordo de un vehículo, puntualmente por carreteras deficientes, pero siempre en destinos seguros. Se conducirá durante periodos más largos, por algunas carreteras deficientes y por pistas de tierra y grava, y por ciertos tramos fuera de carretera de poco riesgo. Los destinos deben ser de poco riesgo.

Avanzado: la actividad consistirá en una expedición de larga duración y distancia, con guía y a bordo de un vehículo, por carreteras deficientes y en destinos que presentan un mayor riesgo de inestabilidad. Un guía se encargará de dirigir la experiencia, pero serán los participantes quienes conducirán los vehículos, a veces por carreteras en mal estado en destinos seguros.

Comunícate con los asistentes con frecuencia 

Cuando reserven, escríbeles a través del sistema de mensajes de Airbnb para presentarte y darles toda la información necesaria para que se sientan a gusto y preparados. Aprovecha para decirles que estás a su disposición para responder a cualquier duda que tengan. 

Como anfitrión, debes crear un ambiente en el que todos se sientan cómodos para hacerte preguntas en cualquier momento. Intenta ponerte en su lugar y piensa qué aspectos pueden generar dudas para resolverlas antes de que te las planteen. Por ejemplo, explícales cómo pueden ir al baño durante la actividad o cómo interactuarán con el resto de las personas del grupo. Resuelve bien todas las dudas y asegúrate de que los participantes sepan que estarás a su disposición para lo que necesiten durante toda la experiencia. 

Escucha con paciencia e interés, y trata de ponerte en su piel. Entre otras cosas, es probable que quieran saber detalles prácticos como si les facilitarás comida, aperitivos o agua, si deben llevar su propia botella y si durante la actividad tendrán acceso a un baño. Procura aclarárselos antes de que te pregunten. No des nada por sentado: algo que a ti te parece perfectamente normal a los participantes puede resultarles complicado o darles miedo. Para que la experiencia sea segura y agradable para todos, es imprescindible que te comuniques con claridad. 

Sigue las normativas locales y comprueba las previsiones meteorológicas

Debes informarte de si está permitido ofrecer tu experiencia a grupos en la ruta que tienes pensada (especialmente si se incluyen tramos fuera de carretera) y, en su caso, cuándo está permitido hacerlo. Además, es necesario que conozcas las normativas que se aplican en las zonas que podríais atravesar. Por otra parte, debes estar al tanto de las previsiones meteorológicas y saber en qué medida podrían afectar a la ruta o al estado de las carreteras. También es importante que conozcas la zona lo suficientemente bien como para anticiparte a posibles situaciones complicadas y que sepas qué opciones de evacuación existen.

Explica al grupo todo lo que necesiten saber antes de empezar

Antes de empezar, explica a los participantes cómo se desarrollará la actividad, cómo pueden conducir de forma segura en tramos fuera de carretera teniendo en cuenta las condiciones, el suelo y el terreno a los que se enfrentarán durante la experiencia, y cualquier procedimiento de seguridad o de emergencia. Una vez que os pongáis en marcha, pregúntales con frecuencia si todo está transcurriendo tal y como esperaban. 

Como anfitrión, debes evaluar las capacidades de los participantes continuamente, y mostrarles las técnicas y los procedimientos adecuados tanto en tierra como cuando estén en el vehículo. Cuando ya estéis en marcha, sigue preocupándote por su bienestar: pregúntales cómo se sienten y obsérvalos atentamente para saber si están a gusto y si sus habilidades son adecuadas para la actividad. 

En el caso de las expediciones en 4×4, lo mejor es que seas tú quien marque la velocidad y que el resto te siga, dejando una distancia de seguridad entre un vehículo y el siguiente que dependerá del tiempo que haga y de su experiencia. Puedes parar de vez en cuando para comprobar qué tal están los participantes o contarles por dónde pasaréis a continuación. En estas paradas puedes explicarles, por ejemplo, qué técnica deben utilizar para sortear un obstáculo que vayáis a encontraros más adelante. Los vehículos pueden estar equipados con radios CB para facilitar la comunicación. 

Proporciona el equipo adecuado

Indica a los participantes si vas a proporcionarles algún equipo y averigua si tienen pensado llevar el suyo, independientemente de cuál sea el nivel de la actividad. Todos los artículos que les facilites deben estar en buen estado y limpios, y tienen que ser de su talla. 

Si vas a realizar una expedición terrestre en un camión, asegúrate de que sea adecuado para la actividad y de que esté diseñado para el uso previsto. Debe estar limpio, en perfecto estado y haber pasado las revisiones e inspecciones periódicas. Además, es obligatorio que tenga la documentación necesaria, como las licencias, los permisos y los documentos fiscales y de matriculación necesarios para los países por los que conduciréis. Todos los asientos individuales deben estar equipados con cinturones de seguridad. El camión debe poder contar con un tanque grande de agua potable y un depósito de combustible de largo alcance. 

Para las expediciones en 4×4, lo más probable es que facilites a los participantes un vehículo todoterreno para realizar la actividad; si es así, debe ser adecuado para las condiciones de conducción y el terreno a los que os enfrentaréis. Los vehículos podrían estar mejorados con neumáticos todoterreno de calidad superior, suspensión modificada y suspensión bajo la carrocería, y estar preparados para instalar tiendas de campaña en el techo. Excepto el material de seguridad, como el botiquín de primeros auxilios y el equipo de rescate, que se deberá llevar en el vehículo principal, el equipo del grupo deberá distribuirse entre todos los participantes. 

Debes asegurarte de llevar suficiente agua, que siempre sea potable, y de contar con reservas suficientes para todos. La comida debe ser fresca, y habrá que respetar rigurosamente las normas de higiene y seguridad alimentaria al manipular, preparar y cocinar alimentos para el grupo. 

Tendrás que llevar algunas piezas de recambio, herramientas y un kit de rescate; además, deberás poseer conocimientos básicos de mecánica y saber utilizar el equipo de rescate en caso necesario. 

Debes llevar contigo (y saber utilizar) un botiquín bien surtido que te permita actuar en caso de que un participante tenga un accidente, y sea necesario estabilizarlo y llevarlo a un lugar seguro, incluso si está inconsciente. Debes tener suficientes artículos de primeros auxilios para actuar en caso de que haya varias víctimas; por ejemplo, si ocurre un accidente de tráfico. 

Te recomendamos que te informes de si tendrás cobertura durante la experiencia y en qué zonas estará disponible. Además, debes contar con los medios necesarios para comunicarte con los servicios de emergencia, por si hiciera falta. Si no proporcionas el equipo necesario para la experiencia, comprueba que el de los asistentes se encuentre en perfecto estado y asegúrate de que lo usen correctamente.

Elige las condiciones adecuadas 

Informa a los participantes sobre las condiciones en las que se desarrollará la experiencia, como la temperatura que hará, si habrá lluvias intensas o si el calor pudiera ser excesivo. Indícales cómo afectarán estas circunstancias a las condiciones de conducción y si influirán en el plan general de la expedición. 

Debes ser capaz de determinar cuándo las condiciones son demasiado peligrosas para los conocimientos de los participantes. No sigas adelante con la experiencia si existe un riesgo excesivo o imprevisible para el grupo.

Recuerda: la seguridad es lo primero

Elabora un itinerario claro y acorde al nivel de experiencia de los participantes, y asegúrate de que sepan qué deben hacer si se pierden o se hacen daño. Independientemente de la actividad que ofrezcas, como anfitrión podrás contribuir a evitar algunas de las causas más habituales de lesión.

Consejos de seguridad adicionales: 

  • Mantén siempre la velocidad a niveles razonables que se ajusten a las normativas locales, tanto cuando conduzcas como cuando guíes a participantes que conducen sus propios vehículos. Debes tener experiencia en el destino en el que se desarrollará la actividad y conocer cómo se suele conducir en la zona. Además, tendrás que asegurarte de realizar varias paradas para descansar.
  • Si vais a realizar una expedición todoterreno, explica a los participantes las técnicas de conducción correspondientes y asegúrate de contar con un sistema de comunicación eficaz, como radios CB instaladas en cada vehículo. 
  • Informa a los participantes sobre cualquier precaución o medida que deban tomar para estar seguros en ciertas áreas, en destinos de alto riesgo o simplemente por seguridad personal; por ejemplo, puedes explicarles que no deben sacar fotos cerca de instalaciones militares, que no pueden desplazarse por su cuenta, etc. 

También es recomendable que dispongas de un plan de acción en caso de emergencia que ya hayas probado, así como de los medios necesarios para evacuar a una persona en caso de accidente. Si vais a estar a más de 1 hora del centro de asistencia sanitaria más cercano, o si es necesario tener un nivel de destreza superior debido al destino y al riesgo que conlleva la actividad, lo ideal es que cuentes con certificados que acrediten que has hecho un curso de primeros auxilios en zonas remotas de nivel básico o avanzado y que sabes realizar la reanimación cardiopulmonar. Ambos documentos deberán estar en vigor. Descubre cómo preparar un plan para emergencias.

Exención de responsabilidad de la entidad colaboradora

Adventure Travel Trade Association (ATTA): Cortesía de la Adventure Travel Trade Association. ©2021 Adventure Travel Trade Association. Todos los derechos reservados.

El nombre y el logotipo de la Adventure Travel Trade Association (ATTA) se utilizan con su permiso, lo que no constituye en modo alguno un aval o una verificación, expresa o implícita, de ningún producto, servicio, persona, empresa, opinión o postura política. La ATTA no selecciona ni aprueba experiencias o anfitriones en Airbnb, ni participa en su selección o aprobación. Para obtener más información sobre la Adventure Travel Trade Association, visita adventuretravel.biz.