English — Español — 中文 — Deutsch — Français — Italiano — 日本語 —

 한국어 — русский — Português — Nederlands

 

Muchos de los anfitriones de éxito observan que, en las evaluaciones de su experiencia, los viajeros hacen especial hincapié en la relación calidad-precio. Es el caso de quienes consideran que han recibido mucho a cambio de lo que han pagado. Así que, aunque el precio depende totalmente de ti, es buena idea establecer una cantidad que demuestre un equilibrio entre las expectativas de los viajeros y lo que ofreces en la experiencia.

Fijar los precios y las expectativas

Cuando los usuarios visitan la página de tu experiencia, evalúan cuidadosamente su precio en función de qué incluye y deciden si es razonable para lo que esperan obtener. Para imaginar cómo reaccionan los viajeros a diferentes precios, es útil ponerte en su lugar.

Por ejemplo, si pagan más, esperarán disfrutar de una experiencia de calidad superior: un precio aparentemente razonable de 75 € por una experiencia de cena puede parecer caro para dos personas que reservan como pareja. Inevitablemente, lo compararán con lo que obtendrían por 150 € en un restaurante.

Los viajeros también tendrán en cuenta los costes asociados a la experiencia, como el transporte para ir y volver, el coste del alquiler del equipo necesario, etc. ¿Qué costes «ocultos» incluye tu experiencia?

Los viajeros suelen calcular el coste de lo que se incluye en la actividad, compararlo con lo que pagarían si lo compraran por su cuenta y restárselo al precio de tu experiencia. La realidad es que muchos se preguntan: «¿Podría hacer esto por mi cuenta sin reservar la experiencia?».

Nuestro planteamiento es superar siempre las expectativas de los viajeros y dejarles con la sensación de que han recibido más de lo que esperaban por el precio abonado. Les contamos historias divertidas y reales acerca del cartel de Hollywood y les sacamos un montón de fotos geniales para que se lleven un recuerdo inolvidable de la experiencia. – Thomas y Jessie, anfitriones de la escalada hasta el cartel de Hollywood en Los Ángeles

Demostrar un valor exclusivo

Ten en cuenta el valor que tú, como anfitrión y experto, aportas a tu experiencia y trata de encontrar formas de destacarlo, tanto en la descripción de la experiencia como durante su desarrollo. Por ejemplo, puedes contar cómo te iniciaste en la actividad o mencionar los reconocimientos que has obtenido en esa disciplina, como premios o certificados.

Sabemos que los viajeros están dispuestos a pagar más dependiendo de los conocimientos del anfitrión y de la sensación de estar disfrutando de algo exclusivo que no podrían conseguir de otro modo.

Comparte tu pasión y entusiasmo. Esto es precisamente lo que diferencia tu experiencia de las demás.  La gente participa en tu experiencia buscando algo que no pueda encontrar en otro sitio, ¡así que no temas mostrarte tal y como eres, porque tú eres único! – Alesha, anfitriona de yoga en Barcelona

Intenté describirme de forma más personal, pero, sobre todo, me di cuenta de que a los participantes en mi experiencia también les interesaban mis historias familiares y mis secretos de cocina. Mi experiencia es más que una clase gastronómica: con ella aprenden mis recetas y se llevan un pedacito de mí. – Silvia, anfitriona de cocina en Roma

 

Experimentar con el precio

Tú controlas tu precio en todo momento, por lo que no dudes en experimentar hasta encontrar lo que mejor funciona para ti y tus viajeros. Incluso, si nadie ha reservado todavía en ciertas fechas, puedes probar a modificar el precio para ver cómo afecta a la demanda.

También puedes intentar cambiar lo que incluyes en la experiencia, con lo que podrás reducir tus costes fijos. Por ejemplo, Gabriela, una anfitriona de recorridos a pie en Río de Janeiro, se dio cuenta de que podía no incluir una caipirinha y así reducía el precio de la experiencia. Además, resultaba más atractiva para familias con niños y ampliaba su público.

Encuentra el precio justo: si lo consigues, nunca dejarás de recibir clientes. – Korey, anfitriona de fotografía en Washington, DC

Muchos anfitriones de éxito empiezan con un precio más bajo para llamar la atención inicialmente y así recibir sus primeras evaluaciones. En este artículo encontrarás más información sobre las estrategias que siguen otros anfitriones para establecer sus precios.