English  Español  中文 —  Deutsch  Français  Italiano — 日本語  한국어  русский  Português Nederlands

 

Si sigues los consejos de nuestro equipo de Protección y Seguridad, mantendrás a los viajeros seguros, informados y, sobre todo, satisfechos.

La seguridad de los viajeros debe ser una de tus principales prioridades, tanto si organizas una ruta en bicicleta en Lisboa, un taller de elaboración de perfumes en Seúl o una clase de surf en Malibú. Aunque siempre corres algún tipo de riesgo durante un viaje o una experiencia, te ofrecemos algunos consejos que pueden ayudarte a ti y los viajeros que participen en tu actividad a evitarlos en la medida de lo posible.

Prepárate bien

  • Establece expectativas claras: ofrece a los viajeros una idea lo más exacta posible de lo que pueden esperar al reservar tu experiencia. Por ejemplo, ¿participarán en actividades físicas prolongadas como una larga caminata o un recorrido a nado? Además, es importante que sepan dónde se desarrollará la experiencia y por qué haréis algunas paradas. Conocer estos detalles les ayudará a sentirse seguros y preparados tanto al reservar como a su llegada.
  • Mantén la descripción de tu experiencia actualizada: la descripción permite a los viajeros tomar decisiones fundadas sobre si tu actividad es adecuada para ellos. Es el lugar ideal para explicar el nivel de conocimientos que necesitan para realizar cierta actividad, qué tipo de equipo vas a proporcionar y qué deben traer ellos consigo.
  • Aprovecha nuestros recursos para anfitriones: considera la opción de asistir a un taller para anfitriones nuevos en el que recibirás consejos y recursos para tener éxito y en el que te explicaremos todo lo que necesitas saber sobre temas relacionados con la seguridad, la calidad y la hospitalidad. También disponemos del Centro de recursos para experiencias, que cuenta con herramientas e información para que todo te vaya a pedir de boca.

Diseña una experiencia segura

  • Gestiona cancelaciones inesperadas: no se te aplicarán penalizaciones si necesitas cancelar una experiencia por una emergencia, por motivos de seguridad o por problemas meteorológicos. Si quieres obtener más información, consulta la Política de Cancelación para Anfitriones de Experiencias.
  • Conoce a los viajeros: puedes utilizar el servicio de mensajería segura de la plataforma para ponerte en contacto con ellos antes de que empiece la experiencia. Sirve para que os preguntéis cualquier duda entre vosotros con el fin de que las expectativas queden claras.
  • Hospeda de forma responsable: todos los anfitriones deben certificar que cumplen con las leyes locales. Publicamos recursos para ser un anfitrión responsable que te ayudarán a conocer las leyes y normativas locales.

Infórmate sobre cómo puedes protegerte

  • Evita las estafas: los usuarios y experiencias falsos o engañosos no tienen cabida en nuestra comunidad, por eso disponemos de una estrategia de defensa de varias capas, para ayudar a garantizar que no se produzcan este tipo de estafas. La protección será mayor si usas la plataforma segura de Airbnb durante todo el proceso, para las comunicaciones, las reservas o los pagos.
  • Protege tu experiencia: nuestro Seguro de protección para las experiencias de 1 millón de dólares ofrece cobertura a los anfitriones. Se trata de una cobertura de responsabilidad primaria para el anfitrión de experiencias respecto a terceros, por si un viajero o un tercero sufriera lesiones corporales o se produjeran daños a la propiedad durante una experiencia. La cobertura que proporciona es de hasta 1 millón de dólares. La posibilidad de acceder a este programa depende del tipo de experiencia que ofrezcas.
  • ¿Las cosas no van como esperabas? En el improbable caso de que surja algún problema, los equipos globales de Atención al cliente y de Protección y Seguridad de Airbnb están disponibles 24 horas al día, 7 días a la semana, en 11 idiomas diferentes. Su objetivo es proporcionar asistencia a los viajeros cuando tienen que volver a reservar tras una cancelación de última hora o cuando necesitan ayuda para resolver asuntos relacionados con reembolsos y seguros.

Si planificas, te informas sobre el destino y te comunicas con los viajeros de antemano, tendrás la seguridad que necesitas para disfrutar al máximo de tu próxima experiencia.