English  Español  中文 —  Deutsch  Français  Italiano — 日本語  한국어  русский  Português  Nederlands

Organizar una experiencia es una oportunidad única para compartir con el mundo las cosas que te apasionan, pero también requiere compromiso y responsabilidad.

Un anfitrión responsable debe estar debidamente informado y ser diligente con su negocio. Por eso es importante estar al tanto de las normativas y reglamentos locales que puedan afectar a tu negocio.

¿Qué normativas locales me afectan?

La normativa cambia mucho de una ciudad a otra. Por ejemplo, si durante la experiencia ofreces comida a los participantes, algunos ayuntamientos te exigirán que la elabores en una cocina comercial y que tengas un certificado de manipulador de alimentos. O si quieres hacer visitas guiadas por el centro de la ciudad, en algunas ciudades necesitarás un permiso especial.

Estas son tres cuestiones que debes tener en cuenta:

  • Si la experiencia incluye comida, alcohol o transporte, es probable que se apliquen requisitos adicionales de los que debes estar al tanto.
  • Es posible que, para celebrar algunas experiencias, tengas que demostrar que dispones de licencias o coberturas de seguros adicionales. Esto se aplica, por ejemplo, a experiencias con actividades concretas como paseos en globo o en moto. Si tu experiencia se incluye en esta categoría, nos pondremos en contacto contigo.
  • En general, es necesaria una licencia comercial para cualquier actividad de la que obtienes ingresos, lo que probablemente incluya la organización de experiencias en Airbnb. Para obtener una licencia comercial, lo más habitual es que tengas que registrate en el censo de empresarios de la autoridad local que te corresponda.

Puedes encontrar consejos y recursos específicos para la legislación, la normativa y las licencias comerciales específicas de tu ciudad y mucho más en nuestro Centro de recursos para ser un anfitrión responsable.