中文EnglishDeutsch — FrançaisItaliano —  日本語한국어Portuguêsру́сскийNederlands

Teníamos planeado reunirnos durante la última noche de Airbnb Open para celebrar la labor de los mejores anfitriones de nuestra comunidad anunciando a los ganadores de los Host Awards de este año. Sin embargo, la noche del viernes, los dramáticos acontecimientos de París nos sobrecogieron tanto como al resto del mundo. Por ese motivo, cancelamos las actividades programadas para el último día del encuentro. Ese sábado, en lugar de felicitar a unos cuantos héroes de la hospitalidad, asistimos conmovidos a los actos de coraje de muchos más miembros de la comunidad. Ante estas circunstancias, los anfitriones abrieron las puertas de sus casas a quienes lo necesitaron, se preocuparon de buscar a los nuevos amigos que acababan de conocer y procuraron reconfortar a otros viajeros como ellos. Nos impresionaron las muestras de calidad humana que dieron los anfitriones de todo el mundo, que se volcaron para mostrar su apoyo a los miembros de esta comunidad y a una ciudad sacudida por la tragedia.

A pesar de los intentos por minar la confianza que esto requiere, no queremos dejar de celebrar aquello que verdaderamente merece la pena: la bondad y la hospitalidad de las personas y su capacidad para hacer que otros se sientan como en casa. Aunque nos entristece no haber podido anunciar los nombres de los cuatro galardonados con los Host Awards de este año delante de todos en París, estamos muy orgullosos de poder hacerlo aquí.

Premio a la llegada inolvidable: para el anfitrión que fue más allá de sus obligaciones para dar una acogida incomparable a sus huéspedes.

Ganador de 2015: Frans P., Países Bajos

Fragmento de la nominación: «El día en que llegué a la ciudad, todo parecía salirme mal: perdí 50 euros, no encontraba el autobús que me llevaba a mi alojamiento y, además, me dolía muchísimo la espalda. Al final, Frans apareció en el aeropuerto para recogerme con una sonrisa de oreja a oreja. En el camino, empezamos a hablar y me dijo que la vida era algo muy bello y que no merecía la pena preocuparse por cosas sin importancia. Me contó que había perdido a su mujer dos años atrás en un accidente de tráfico y se había quedado solo a cargo de su hijo de once años. Después de lo ocurrido, dejó su trabajo. Me habló de cómo Airbnb le había salvado la vida y de lo agradecido que se sentía por ello. Ahora siempre tiene a viajeros encantadores en su casa y un motivo para mantenerla limpia y ordenada. Frans me ayudó a ver lo bello que es vivir, incluso cuando nos ocurren cosas tristes. Creo que mi vida cambió después de conocerle», Raquel.

Premio al mejor alojamiento: para el anfitrión que tiene un espacio con un diseño único y creativo o servicios de lujo.

Ganadora de 2015: Michelle V., Sudáfrica
Anuncio:  www.airbnb.es/rooms/2655966

Fragmento de la nominación: «La verdad es que la casa de Michelle nos cautivó, tanto que apenas nos apetecía salir de ella: podríamos habernos pasado el día entero allí disfrutando de la brisa del mar. Eso sin mencionar las montañas que había detrás de la residencia. La decoración era extraordinaria y la casa estaba muy bien equipada. Fue una experiencia única e inolvidable», Lee.

Premio al heroísmo: para anfitrión que garantizó la comodidad de sus huéspedes e hizo que su estancia fuera inolvidable, incluso cuando surgieron circunstancias inesperadas.

Ganadora de 2015: Christine B., Australia

Fragmento de la nominación: «Me fui con mi novio a Australia para pasar unas vacaciones trabajando. Durante nuestra estancia, me quedé embarazada, por lo que decidimos tomarnos una semana de relax, ya que yo estaba muy cansada. Así fue como conocimos a Christine. Cuando estábamos en su casa, sufrí un aborto. Parece que la causa fue un tumor en el útero. Christine hizo todo lo que pudo para ayudarnos: me llevó al médico y al hospital, le buscó un trabajo a mi novio para que pudiéramos afrontar todos los gastos que se iban acumulando y nos dejó quedarnos en su casa sin pagar nada (aún seguimos aquí). Movió cielo y tierra para hacerme sentir mejor y ayudarnos. ¡Christine se merece este premio más que nadie! Cualquier otra persona se habría limitado a despedirse de nosotros y desearnos que todo se solucionara pronto», Inge.

Premio de la comunidad: para el anfitrión que más ha contribuido a ayudar a otros anfitriones dentro de la comunidad de Airbnb de entre los nominados por ellos mismos.

Ganadora de 2015: Liane E., Estados Unidos

Fragmento de la nominación: «Conozco a Liane desde hace un par de años. La primera vez que me contactó fue para que asistiera, junto con otros anfitriones de Airbnb, a un encuentro en el que podríamos hablar de nuestras experiencias alojando a huéspedes en la zona y de las preocupaciones o dudas que teníamos. A las primeras reuniones solíamos asistir 10 anfitriones, y ahora ya somos unos 20. Liane se ocupa de mantener a todo el mundo informado sobre los encuentros que se organizan. No existe un anfitrión más entregado que ella. Si alguna vez uno de nosotros no puede recibir a los huéspedes, siempre se puede contar con ella para hacerlo. Liane ha sido una pieza clave a la hora de recopilar información sobre la actividad municipal que necesitamos conocer para prepararnos ante lo que pueda ocurrir con la aplicación de ciertas normativas. Ha sido una auténtica embajadora de Airbnb», Albert.

 

La historia de cada una de estas personas nos demuestra cómo las sonrisas de nuestros anfitriones, sus alojamientos inolvidables, sus actos de generosidad y el trabajo de toda una comunidad pueden conseguir que cualquiera se sienta como en casa donde vaya. Ahora más que nunca, necesitamos transmitir este sentimiento. Damos la enhorabuena a los extraordinarios galardonados con los Host Awards de este año.