Los viajeros reservan experiencias por todo tipo de motivos, como celebrar una fecha señalada, aprender algo nuevo o salir una noche de fiesta. Sería muy difícil enumerar todas las razones por las que un viajero podría reservar. Sin embargo, sí tenemos claro cuáles son los tres principales estándares fundamentales para que los participantes disfruten al máximo de una experiencia: conocimiento, inmersión total y conexión entre las personas.

Seguro que esto te suena. Evaluamos las nuevas experiencias para asegurarnos de que cumplen con estos tres estándares. Además, después de participar en una experiencia, los viajeros pueden valorar cada uno de estos tres puntos al dejar su evaluación, y todo esto queda reflejado en tu panel de control del anfitrión.

Si quieres saber cómo asegurarte de que tus coanfitriones o tú cumplís las expectativas de los participantes y fomentáis unas evaluaciones positivas al ofrecer estas actividades, piensa en las 5 etapas en las que puedes desglosar la experiencia que tendrán los viajeros.

Etapa 1: antes de la experiencia

Los viajeros dedican mucho tiempo y energía a seleccionar la experiencia en la que quieren participar. Si les envías un mensaje de bienvenida, ayudarás a que se sientan aún más satisfechos con su elección. Es una gran oportunidad para mostrarles que eres un excelente anfitrión y fomentar una comunicación positiva. 

  • Proporciónales información que deben tener en cuenta: explícales dónde pueden aparcar o cómo llegar y diles qué deben traer. 
  • Conócelos mejor: ¿están celebrando una ocasión especial? ¿Tienen alguna alergia?
  • Pequeños detalles: puedes enviarles otro mensaje uno o dos días antes para contarles cuál va a ser la previsión meteorológica, cómo pueden encontrarse contigo y cualquier otro detalle importante o que debas comentarles justo antes de la experiencia. 

Etapa 2: presentación

Lo más probable es que sea la primera vez que los participantes te ven. Para que la sesión comience lo mejor posible, puedes hablarles un poco sobre ti para que confíen en tus aptitudes como anfitrión y vean la pasión que sientes por la experiencia que les propones. También es un buen momento para explicarles si deben respetar algunas normas y darles información general sobre la sesión (dónde está el baño, si van a estar sentados o andando, etc.). 

  • Empieza rompiendo el hielo: es una excelente manera de conseguir que los participantes conecten contigo y con el resto del grupo. Puedes hacerles una pregunta o proponer un juego para que cada uno diga su nombre y así conseguir que participen y se conozcan. Si te abres y te muestras tal como eres, animarás a los demás a que hagan lo mismo.

Natasha ofrece una experiencia de meditación en la naturaleza en San Francisco. Siempre comienza la experiencia contando cuál es su primer recuerdo del amor que siente por la naturaleza. Esto le permite abrirse y mostrarse tal como es, lo que contribuye a que los participantes confíen en su pasión por la actividad y en ella como anfitriona. Luego anima a los demás a participar pidiéndoles que digan cuál es su nombre y el primer recuerdo que tienen en la naturaleza para romper el hielo. Breve retiro en la naturaleza

Etapa 3: actividad

En esta parte es donde realmente puedes destacar lo única que es la inmersión que ofreces a los participantes en la experiencia.  Puedes subrayar qué tienen de especial cada lugar y cada actividad tanto a nivel cultural como para ti a nivel personal. Cuenta historias en las que muestres tu pasión por lo que vais a hacer y tu punto de vista personal sobre ello.

  • Anima a todos los viajeros a participar: participar activamente es mucho más atractivo que observar de forma pasiva. 
  • Prepara el momento álgido de la experiencia: puede ser cuando contempléis unas vistas impresionantes en una excursión o saquéis un delicioso tentempié del horno. Es el momento perfecto para hacer una foto de grupo, celebrar lo que habéis conseguido juntos y conseguir que las personas conecten aún más las unas con las otras. 
  • Pequeños detalles: si les sorprendes con un elemento agradable, los participantes sentirán que te preocupas mucho de que disfruten de la experiencia. Por ejemplo, puedes prestarles crema de sol si les hace falta o darles a probar alguna delicia local.

Etapa 4: cierre y despedida

Piensa en cómo puedes reforzar el vínculo que se ha creado en el grupo y en cómo puedes dejar a los participantes una impresión que no olvidarán el tiempo que habéis compartido al final de la experiencia. Es un buen momento para agradecer a los viajeros por su participación y recordarles lo importante que es que te dejen una evaluación para el éxito de tu actividad. 

  • Pídeles su opinión antes de que se marchen: nuestro equipo de investigación recomienda preguntar a los participantes con qué parte se quedarían y qué eliminarían si la experiencia fuera más corta.

Al final de su experiencia de preparación de salsas en Ciudad de México, Natalia pregunta a los participantes si quieren acompañarla en un paseo hasta un museo único que se encuentra muy cerca. Les explica cuáles serán los lugares emblemáticos que verán a lo largo del camino y les habla de la historia y el contexto local de cada uno de ellos. Esto le permite mostrar la capacidad que tiene para ofrecer a los viajeros una inmersión total y refuerza los nuevos vínculos que se han establecido entre los participantes al compartiruna segunda actividad. Aprende a cocinar salsas mexicanas

Etapa 5: después de la experiencia

Una vez finalizada la experiencia, los viajeros disponen de 30 días para escribir una evaluación. Lo ideal sería que se lanzaran al momento a dejarla para contarnos lo mucho que han disfrutado de la actividad, pero a veces necesitan que se lo recuerden. En Airbnb, lo hacemos de muchas maneras. Tú también puedes enviarles un mensaje un día o dos después para mencionárselo y que no se les olvide lo importante que es para ti. 

  • Bríndales una dosis de nostalgia instantánea: puedes contarles cuál es tu momento favorito de la experiencia y enviarles algunas fotos, incluida alguna de un instante inolvidable en la que aparezca todo el grupo. 
  • Recuérdales que te dejen una evaluación: háblales con sinceridad sobre lo importante que es esta evaluación para tu actividad. Si han tenido una experiencia positiva, ¡querrán ayudarte en todo lo que puedan!

Utiliza estas fichas para reflexionar sobre las 5 fases de tu propia experiencia.