Al usar Airbnb, anfitriones y huéspedes comparten experiencias únicas. Si has viajado alguna vez con Airbnb, conocerás de primera mano la variedad de vivencias que ofrece y lo diferente que resulta disfrutar de ellas en comparación con cualquier otro producto que puedas adquirir a través de internet. Escribir reseñas honestas sobre esos productos suele resultarnos fácil, ya que nadie espera que sus comentarios sobre, por ejemplo, un secador de pelo tengan una repercusión inmediata. Sin embargo, las evaluaciones de Airbnb son mucho más que una guía para compradores: proporcionan consejos concretos que tanto anfitriones como huéspedes pueden poner en práctica la próxima vez que hospeden a alguien o que se alojen en casa de otra persona.

La confianza es uno de los pilares fundamentales de nuestra comunidad. Es precisamente esa confianza la que hace que los anfitriones se sientan cómodos al abrir las puertas de su hogar a viajeros de todo el mundo y, a su vez, que esos viajeros puedan sentirse como en casa. Nuestro sistema de evaluaciones es el soporte bajo el que se erige. Por eso, queremos facilitar este proceso para que todos nuestros usuarios puedan compartir evaluaciones sinceras sobre las experiencias que han vivido a través de Airbnb, con la misma libertad con la que reseñarían un producto. Los miembros de la comunidad se benefician de la honestidad de los demás, ya que les permite tomar decisiones basadas en información de primera mano.

Para generar esa confianza y fomentar que los miembros de nuestra comunidad compartan y reciban opiniones sinceras, vamos a realizar algunos cambios importantes en el funcionamiento del sistema de evaluaciones de Airbnb.

A veces, tanto los huéspedes como los anfitriones pueden ser reticentes a dejar una evaluación que incluya elogios y críticas por miedo a recibir injustamente una evaluación negativa como respuesta. Para evitar este problema, verán las evaluaciones que han escrito los unos sobre los otros al mismo tiempo. Desde ahora, ninguno de los dos podrá leer las evaluaciones enviadas hasta que ambos hayan dejado constancia de su experiencia. Queremos que todo el mundo se sienta libre de emitir opiniones sinceras que reflejen con precisión cómo se ha desarrollado la estancia, de forma que la información de las evaluaciones incluidas en los anuncios y perfiles sea lo más fiable posible para el resto de usuarios.

Además, vamos a acortar el plazo de envío a 14 días, ya que el 90 % de las evaluaciones se suelen escribir durante las 2 semanas posteriores a la fecha de salida. De esta forma, todas las opiniones reflejadas estarán basadas en recuerdos y sensaciones recientes. Si solo una de las dos partes envía su evaluación, aparecerá publicada tras finalizar el periodo indicado y tanto el destinatario como la comunidad podrán verla.

También queremos que los huéspedes dispongan de una forma sencilla de enviar comentarios privados a los anfitriones. Por eso, al finalizar una reserva, les invitaremos a destacar algo positivo de la estancia y algún aspecto negativo que el anfitrión deba mejorar. Estos comentarios no se publicarán en su perfil ni en el anuncio: se los enviaremos cuando consulte la evaluación del huésped.

Ya que las experiencias que comparten nuestros usuarios a través de Airbnb son totalmente personales y genuinas, creemos que nuestro sistema de evaluaciones también debe reflejar esos valores, además de demostrar transparencia y exhaustividad. Las opiniones más valiosas para los huéspedes y anfitriones son las que reciben a través de las evaluaciones.

Dejar evaluaciones sinceras también es muy importante para que los anfitriones más extraordinarios de la comunidad destaquen entre el resto. Estos anfitriones dedican muchísimo esfuerzo a cuidar hasta el último detalle para que sus huéspedes se sientan como en casa, por lo que las evaluaciones que reciban deben reflejar esa pasión y dedicación. Los huéspedes que busquen a este tipo de anfitriones solo los encontrarán si las evaluaciones que reciben les diferencian de los demás. Del mismo modo, los anfitriones valoran enormemente las evaluaciones sinceras sobre los huéspedes, ya que, en muchos casos, se basan en las recomendaciones de otros anfitriones a la hora de decidir si aceptar o no una reserva.

Estos cambios en el funcionamiento del sistema de evaluaciones son solo el principio. Creemos que los miembros de la comunidad de Airbnb quieren que su perfil refleje fielmente su comportamiento y su personalidad. Trabajamos día tras día para encontrar formas innovadoras y personalizadas de ayudar a la comunidad a compartir opiniones sinceras y generar confianza. Queremos que todos nuestros anfitriones y viajeros cuenten con información de utilidad que les ayude a tomar sus propias decisiones y a mejorar sus experiencias futuras.