English  Español  中文 —  Deutsch  Français  Italiano — 日本語  한국어  русский  Português  Nederlands

Tu disponibilidad se traduce en las fechas y la frecuencia con la que ofreces la experiencia y afecta a la facilidad con la que los usuarios de Airbnb pueden encontrarla en la plataforma. Aunque decidir cómo quieres configurar tu calendario depende enteramente de ti, nos gustaría hacerte unas cuantas sugerencias sobre esta cuestión para ayudarte a alcanzar tus objetivos como anfitrión.

Piensa a largo plazo

Si no marcas ninguna fecha como disponible, tu experiencia no aparecerá en los resultados de búsqueda. Para que te vean tantos usuarios como sea posible, puedes, por ejemplo, ofrecer la experiencia una o más veces al mes durante los dos o tres meses siguientes al momento en que la publiques. Recuerda, no obstante, que cualquier persona podrá reservar al instante todas las fechas que hayas marcado como disponibles en el calendario.

Cumple con las reservas

Cancelar o modificar una experiencia confirmada puede afectar de forma muy negativa a los planes de los participantes que se hayan apuntado. Por eso, es importante que mantengas el calendario actualizado para asegurarte de que vas a poder cumplir con todas las reservas. Si cancelas, podríamos aplicarte una penalización económica de hasta 500 $ y llegar a desactivar tu cuenta. Puedes consultar más información sobre esta cuestión en el Centro de ayuda, donde encontrarás artículos sobre nuestras políticas en caso de cancelación por parte del anfitrión y del huésped.

Prueba diferentes opciones

Un consejo muy útil que damos a los anfitriones es que prueben qué tipo de disponibilidad funciona mejor en el lugar donde se encuentran. Las tendencias en las reservas pueden variar mucho en función de la ubicación, la temporada y el tipo de experiencia que ofrezcas. Puedes hacer pruebas con diferentes opciones de disponibilidad y cambiando la frecuencia con la que organizas la actividad para ver cómo responden los usuarios de la plataforma, ya que algunos buscan experiencias que puedan reservar en el último minuto mientras que otros tienden a hacerlo con mucha antelación.

Organizar sesiones de fotografía con regularidad me ha servido para estimular mi creatividad sin que la experiencia pierda su frescura para mí, ya que no repito los mismos escenarios. Al desarrollar mi negocio y mi marca personal, he mejorado como emprendedor y a la hora de resolver problemas.

— Raúl, anfitrión de Street Cinema, en Miami

Ofrezco dos experiencias distintas. Enseguida me di cuenta de cuál era la más popular, así que marqué en el calendario que estaba disponible cinco días a la semana y reservé los otros dos días para la segunda experiencia. Durante la temporada [alta], aumentó bastante el número de participantes y conseguí reservas regularmente entre noviembre y marzo.

— Paris, anfitrión de Sunset Biking Under Table Mountain en Ciudad del Cabo