English中文Deutsch — FrançaisItaliano日本語한국어Portuguêsру́сскийNederlands

Christine es anfitriona de Airbnb en el estado de Nueva Gales del Sur, en Australia. Reside y aloja a sus huéspedes en el pueblo de Glenbrook, que se encuentra a una hora en coche al este de Sídney, muy cerca del Parque Nacional de las Montañas Azules. Sus huéspedes la describen como una anfitriona extraordinaria que se desvive para ayudarles en lo que puede y ofrecerles una estancia cómoda respetando siempre su intimidad.

Christine se encuentra entre los cuatro galardonados con los Host Awards de 2015. Estos premios permiten a nuestra comunidad reconocer públicamente durante el Airbnb Open la gran labor de algunos anfitriones excepcionales. Christine recibió el premio al heroísmo por ayudar a una de sus huéspedes durante una situación muy difícil a la que tuvo que enfrentarse. Inge, una viajera que estaba descubriendo el continente australiano acompañada de su novio, pudo contar con la empatía y la hospitalidad de Christine cuando más lo necesitaba.

Poco después de llegar a Glenbrook, Inge sufrió un aborto a causa de un tumor en el útero. Ante esta situación tan dura, la reacción de Christine fue tratar a Inge como si fuera un miembro de su propia familia y ayudarla en todo lo que pudo. Una de las cosas que hizo fue pedir cita con su médico de cabecera y llevarla a ver a un especialista en obstetricia. También invitó a la pareja a quedarse en su casa durante más tiempo para que pudieran descansar y recuperarse. «No nos cobró nada», nos cuenta Inge. «Christine movió cielo y tierra para hacerme sentir mejor y ayudarnos».

Christine dice que no se siente en absoluto como una heroína. Según ella, solo hizo «lo que cualquiera habría hecho por Inge en una situación así».

«Como mujer, sentí que era importante que me ocupara de ella en un momento crítico de su vida», afirma Christine. «Yo soy mayor que ella y quería darle esos cuidados».

Inge y su novio se encontraban lejos de casa, pero las atenciones y la compasión de Christine hicieron que se sintieran acogidos en un verdadero hogar a pesar de todo. «En un momento así, eso es exactamente lo que necesitas: un lugar en el que sentirte como en casa», nos cuenta Inge.

Screen Shot 2016-02-15 at 5.13.45 PM

La entrega y la dedicación de Christine también llegan a los demás miembros de su comunidad. Recientemente, empezó a trabajar en una escuela para ayudar a los niños que estudian allí a elegir el camino que quieren seguir en la vida. «Es alguien que ayuda mucho a la gente de su entorno. Siempre intenta hacer lo que puede por cualquier persona que lo necesite», dice Inge.

Christine también ayuda a otros anfitriones de su comunidad compartiendo con ellos su experiencia alojando a huéspedes. Pone especial interés en mostrarles cómo simples actos de generosidad pueden hacer que sus viajeros disfruten de una estancia inolvidable. Siempre les recomienda de todo corazón que «se ocupen bien de sus huéspedes, anticipen cuáles van a ser sus necesidades y estén disponibles cuando les necesiten».