English — Español — 中文 —  Deutsch — Français — Italiano — 日本語 — 한국어 — русский — Português Nederlands

Quizá investigar te parezca difícil de buenas a primeras, ¡pero no tiene por qué serlo! Existen diversos métodos para realizar investigaciones sencillas, sin necesidad de herramientas específicas. Con solo un poco de esfuerzo, enseguida encontrarás información útil para seguir perfeccionando tu experiencia. 

Aprovecha al máximo la página de tu experiencia

La página de tu experiencia es el primer punto de contacto que tus huéspedes tienen contigo, así que debería ser interesante y fácil de entender. Puedes ponerla a prueba imprimiendo tu anuncio y preguntando a otra persona qué le parece. 

Para imprimir tu anuncio, en lugar de hacer capturas de pantalla de cada sección, prueba a hacer una captura de pantalla completa en tu navegador. Para ello, puedes instalarte el complemento Full Page Screen Capture en Google Chrome. Cuando lo tengas instalado, puedes ir a la página de tu experiencia en Chrome y hacer clic en el complemento para descargar un JPEG o PDF de tu página para imprimirla. 

A continuación, encuentra a un amigo que nunca haya visto tu página y pídele su opinión y que apunte sus observaciones en el papel. Pregúntale qué sensaciones le produce la página, y también si los textos están escritos con naturalidad y reflejan tu forma de comunicarte. Estas son algunas de las preguntas que le puedes hacer:

  • ¿Querrías reservar esta experiencia? Si es así, ¿qué es lo que hace atractivo el anuncio?
  • ¿Hay palabras o frases que parezcan fuera de lugar o que no tengan sentido?
  • ¿Crees que doy suficiente contexto para que no resulte confuso para quienes no conocen esta zona o actividad? 
  • ¿Suena como algo que haya escrito yo? 

Pídeles su opinión a los huéspedes

Los investigadores de Airbnb utilizan las entrevistas para comprender las perspectivas de los huéspedes, y tú también puedes hacerlo. Aprovecha la oportunidad de recibir comentarios en tiempo real pidiendo a los huéspedes que se queden unos minutos más al terminar la experiencia para que te comenten qué les ha parecido. Podrías planteárselo así: «Siempre estoy tratando de aprender y mejorar mi experiencia. ¿Te importaría quedarte unos minutos más para darme tu opinión?». 

Si los huéspedes están dispuestos a quedarse, estas son algunas de las preguntas con las que puedes empezar:

  • ¿Cuál ha sido tu parte favorita de la experiencia? Es probable que empieces a notar algunos patrones en esta respuesta a medida que vayas preguntando a más huéspedes. 
  • ¿Qué cambiarías de la experiencia? 
  • Si mi experiencia fuera más corta o más larga, ¿qué eliminarías o añadirías? Esto puede ayudarte a determinar cuáles son las partes esenciales de tu experiencia y cuáles son más prescindibles. 
  • ¿Cómo describirías mi experiencia a tus amigos? Presta atención a las palabras que usan para expresar el valor de la experiencia. ¡Puedes incorporarlas a tu anuncio!
  • ¿Ha sido lo que esperabas? Las respuestas a esta pregunta te mostrarán qué tipo de expectativas genera tu anuncio y cómo pueden diferir de lo que perciben los huéspedes.

Encuentra a tus viajeros ideales

Los viajeros potenciales pueden ser una fuente de información muy valiosa. Sin embargo, es importante que primero te plantees a qué tipo de público quieres enfocar tu experiencia. ¿Son viajeros o habitantes locales? ¿Qué edad tienen? ¿Cuál es el propósito de su viaje? ¿Qué les interesa? Cuando hayas decidido quiénes son los participantes ideales… ¡Búscalos! Explora tus redes de contactos o pregunta a personas que conozcas si se les ocurre alguien que encaje con esa descripción. 

Cuando encuentres a una persona con el perfil que buscas, puedes enseñarle tu página impresa y pedirle su opinión. Esto puede resultarte especialmente útil si no están familiarizados con tu región o con la actividad que estás organizando. 

Si compartes tu anuncio con posibles huéspedes a través del ordenador, te ofrecemos un truco para ocultar el precio y saber qué les parece la experiencia a tus huéspedes sin que se fijen en el precio. Copia y pega la etiqueta ?hidePrice=true al final de la URL de tu anuncio y envíales todo el enlace para saber qué les parece la experiencia y cuánto estarían dispuestos a pagar por realizarla. Así podrás valorar mejor qué precio establecer para atraer a determinados huéspedes. 

Estas son solo algunas estrategias que puedes poner en práctica para empezar a investigar por tu cuenta. Pedir opiniones sobre la página de tu experiencia cuando empiezas a organizarla, preguntar a tus huéspedes qué les ha parecido cuando aún están en tu alojamiento y conectar con el tipo de viajeros ideales para tu experiencia te proporcionará información muy valiosa para atraer al público que estás buscando.