English  Español  中文 —  Deutsch  Français  Italiano — 日本語  한국어  русский  Português  Nederlands

A partir de lo que hemos aprendido de los anfitriones de experiencias con más éxito, hemos desglosado el proceso en tres partes para ayudarte a crear una página para tu experiencia atractiva y sencilla.

1. Cuenta una historia

 

Plantea la página de tu experiencia de Airbnb como el escaparate que los viajeros verán antes de decidir si la reservan y lo que la distinguirá del resto.  

 

 

Ante todo, credibilidad

Todas las historias necesitan un gran autor. En la sección «Sobre el anfitrión», cuenta a los usuarios quién eres y cuáles son tus pasiones.

A muchas personas les cuesta hablar de sí mismas, pero los participantes necesitan saber qué te hace diferente a los demás. Si no sabes cómo empezar, aquí te dejamos algunas ideas:

  • ¿Cuándo empezaste a especializarte en el tema que tratas en la experiencia?
  • ¿Llevas mucho tiempo viviendo en tu ciudad?
  • ¿Alguna vez has obtenido algún tipo de reconocimiento público, como que se hayan escrito artículos sobre ti o hayas recibido algún premio?
  • ¿Hay alguna experiencia vital que quieras destacar?
  • ¿Formas parte de alguna comunidad conocida?
  • ¿Por qué tu pasión por el tema tratado hace que seas la persona más indicada para organizar esta experiencia? ¿Qué cualidades especiales te hacen diferente al resto?

Echa un vistazo a este estupendo ejemplo (en inglés).

Explica detalladamente en qué consistirá la experiencia

Tendrás más posibilidades de que los viajeros reserven tu experiencia si tienen claro qué deben esperar de ella. A continuación, te damos algunas recomendaciones sobre qué puedes incluir en las secciones «Qué haremos» y «Dónde estaremos»:

  • Plantea la historia de la experiencia con una estructura que tenga una introducción, un desarrollo y un desenlace.
  • Indica qué lugares conocidos o ubicaciones visitaréis, en caso de que la experiencia tenga lugar en más de un sitio.
  • Explica detalladamente qué hace que ubicación o la actividad sean únicas.
  • Indica en qué actividades participarán los asistentes y explica cómo interactuarán entre ellos.

¿No sabes qué más decir? Descríbele a un amigo brevemente la experiencia. ¿Qué preguntas le surgen?  

Echa un vistazo a este otro excelente ejemplo (en inglés).

2. Establece unas expectativas claras

Crear unas expectativas concretas ha ayudado a muchos anfitriones a tener éxito en su actividad. Hacerlo te permitirá obtener más evaluaciones de cinco estrellas y, cuantas más recibas y mejores sean, más probabilidades habrá de que otros usuarios se animen a reservar tu experiencia.

Concreta y cumple lo que prometes

Los participantes a menudo valoran cuál es la calidad de una experiencia teniendo en cuenta qué incluye por el precio que pagan. Si en la sección «Qué incluiré» indicas que ofrecerás dos bebidas, ¡asegúrate de que sea así! Muchas de las evaluaciones negativas que dejan los usuarios tienen que ver con que la experiencia no ha cumplido sus expectativas.

Recomendación profesional: muchos organizadores se guardan un as en la manga durante la experiencia para sorprender a los participantes en persona.

Echa un vistazo a otro ejemplo (en inglés).

Prepara a los participantes en la sección «Dónde iremos»

Informar a los participantes de dónde tendrá lugar la experiencia y la importancia de cada parada (si es el caso) les ayudará a sentirse seguros y preparados cuando lleguen. Plantéate incluir información de este tipo:

  • Opciones de transporte público.
  • Ubicación y precio de los aparcamientos.
  • Tiempo estimado de los desplazamientos.
  • Paradas de metro y salidas de las estaciones específicas.
  • Puntos de referencia cercanos, salidas o lugares conocidos fáciles de encontrar.

Echa un vistazo a este estupendo ejemplo (en inglés).

3. Consigue más reservas

Modifica el calendario, la hora límite para reservar y los precios para asegurarte de que la página de tu experiencia funciona bien y de la forma que quieres.

Amplía la disponibilidad

Imagina cada hueco de tu calendario como una oportunidad para que los usuarios te encuentren. Ya sabes que tú tienes la última palabra, pero recuerda que, cuantas más fechas marques como disponibles para organizar la experiencia, más posibilidades tendrás de recibir reservas.

Juega con los precios para atraer a más participantes

Al igual que ocurre con el calendario, tú decides el precio de tu experiencia. Hemos visto que algunos anfitriones consiguen aumentar el número de reservas fijando un precio inicial reducido que después aumentan a medida que van recibiendo evaluaciones positivas.

Consejo extra: los datos de los que disponemos demuestran que las experiencias cuyo precio ya incluye el coste de una entrada (a un concierto, a un museo, a un partido, etc.) obtienen más reservas que aquellas en las que hay que pagar la actividad por separado.

Mantente visible en los resultados de búsqueda  

El 20 % de las reservas se obtienen durante los dos días anteriores al inicio de la experiencia. Puedes plantearte apurar al máximo la hora límite hasta la que los viajeros pueden reservar para aparecer en los resultados de búsqueda de los más rezagados.

Podrás seguir adaptando tu página a medida que vayas comprobando qué opciones se ajustan mejor a ti, a los ingresos que quieres obtener, a tu modo de vida y a lo que opinan las personas que participen en las experiencias. Si quieres más información, ¡lee nuestro artículo Simple steps for boosting bookings!